Mantenimiento para tu cafetera automática Krups

Publicado el

Para darle más vida a tu cafetera automática KRUPS es necesario que le hagas limpieza regular y le des mantenimiento cada tres o cuatro meses. De esta manera, evitarás que los ductos de agua se calcifiquen y se obstruyan, en el caso contrario ocasionaría que el sabor del café se alterare, la crema pierda consistencia y calidad, además que el funcionamiento de tu superautomática se vea afectado.

¿Cómo limpiar mi cafetera automática?

Se trata de una limpieza básica y rápida que consiste en pasos sencillos que puedes realizar cada que termines de preparar un café o cuando la cafetera te lo indique:

● Vacía el compartimento recolector de café de los residuos de preparación y
lávalo con agua y jabón cada 2 o 3 usos de la cafetera.
● Lava el depósito de agua regularmente y vacía el agua que no llegues a
utilizar para evitar que el agua se estanque.
● La coladera que se encuentra bajo el dispensador de café tiene un sistema
que te avisa cuando deba vaciarse (puntos azules que se elevan), vacíala y
lávala.
● Pasa un trapo limpio por los dispensadores de café, si quedan manchas
humedece un poco el trapo y pásalo nuevamente.

¿Cómo doy mantenimiento a mi cafetera?

Evitar la calcificación de una cafetera es una de las cosas más importantes de su mantenimiento, para eso existen algunos productos de fácil uso como las pastillas limpiadoras XS 3000 de la marca KRUPS, éstas se ingresan en el pequeño orificio de la parte superior de tu cafetera automática, se llena el depósito de agua y se aprieta el botón de limpieza. La máquina y las pastillas hacen su trabajo solas, lo único que debes recordar es realizar este procedimiento cada 3 o 4 meses. También existen otros productos anticalcio en diferentes presentaciones para la limpieza de cafeteras KRUPS.

Otro aspecto importante del mantenimiento es la limpieza del molino de café, puedes realizarlo tú mismo, sólo necesitas un desarmador y una brocha o pincel. En este procedimiento debes retirar la carcasa que cubre el molino y con ayuda de la brocha limpiar los residuos de café molido que encontrarás alrededor y en la cámara de molienda. Sopla los lugares que no puedas alcanzar y vuelve a sellar la cafetera con los tornillos que retiraste.

Si te das cuenta, el mantenimiento de tu cafetera automática no es muy complicado y puedes realizarlo fácilmente para alargar la vida de tu máquina de café y poder disfrutar durante más tiempo de una deliciosa taza de café preparada en la comodidad de tu casa.